jueves, 22 de enero de 2009

Eso No era Todo, amigos.

Aún hay más, quedaba lo mejor que lo tenía el lechuguino este escondido entre sus ropajes... ¡sabandijas abyectas! ¡Y pensar que no tenían la menor intención de compartir conmigo ni un ápice del botín! Conmigo, con su viejo capitán de toda la vida, que jamás los abandonaría por nada... bueno, pensándolo mejor, puede que los abandonase, de hecho ya les he jurado que se bajarán todos en Tortuga...¡todoooooos!... ¡maldito hatajo de degenerados! Mirad, mirad lo que tenía el lechuguino escondido ¿será... ? ¡Por todas las sardinas!:









¡Chusma afrancesada! La próxima vez que elija una tripulación ya pondré cuidado en ...¡gloups!


¡¡¡Lechuguinooooo!!! ¡¡¡Trae más roooooon...!!!

3 comentarios:

Jaime Garcigonzález dijo...

La de la última foto se parece a tu hermana...

El Ratón Tintero dijo...

Pues yo tengo unas medias como las de esa última, y palabrita del niño Jesús que no soy la hermana de Tomás :-P

Anónimo dijo...

I couldn't stop myself commenting to this post. I am mesmerized.From where you guys get so much information and knowledge. It's just really worth reading.